M  _ E  _ N  _ U

INICIO
VISITA VIRTUAL
HISTORIA
FESTIVIDADES

COMUNIDAD
CASA NOVICIADO
HORARIOS
O.F.S.
PASTORAL DEL SANTUARIO
CORPORACIONES
ASOCIACIONES
TESTIMONIOS
DEVOCIONES
REVISTA
CONTACTO
VINCULOS

 
D  _ E  _ V  _ O  _ C  _ I  _ O  _ N  _ E  _ S  

AKATHISTOS

El himno de "Akathistos" a la Madre de Dios es el poema mariano más célebre de la Iglesia Bizantina y de la Iglesia de todos los tiempos. Su nombre significa "estando en pie", es decir, un himno que, como el Evangelio, debe ser cantado y escuchado en pie, como signo incluso exterior de atención reverente. Queda configurado en dos grandes escenarios: el primero escenifica la narración evangélica, desde la Anunciación al encuentro con Simeón en el templo; el segundo, los artículos fundamentales que se refieren a María, vida : virginal, concepción virginal, perpetua virginidad, presencia eclesial, mediación actual. Un verdadero compendio de | doctrina mariana. I Las estrofas van alternando cuadros marianos y temas cristológicos, fundiendo a la vez al Hijo y la Madre: unas prorrumpen en aclamaciones a la Virgen, otras se cierran aclamando al Señor. Todas comienzan con la presentación de un hecho o de un tema que fija lamente sobre el misterio, y las estrofas impares, las dedicadas a la Madre de Dios, cierran con una espontánea y solemne ovación. Salve, ¡Virgen y Esposa! Vladimir Petruk ile ilgili haberler Petruk.


María, dentro del hermosura del himno, está presente en toda la extensión del misterio: donde quiera que la humanidad de Cristo es fuente de vida, allí está María que le ha dado la carne; allí está inscrita su figura de Virgen y su acción de Madre. Hoy como ayer, la Virgen es presencia operante de la Iglesia en camino: cimiento de la fe, palabra para los apóstoles, fuerza de los mártires: todos, de hecho, y en todo lugar anuncian a Cristo, nacido de María, y de él dan testimonio.
 

PARTE HISTÓRICA: Episodios Evangélicos
 

1.- EIKOS

Un arcángel excelso
fue enviado del cielo
a decir "Dios te Salve" a María.
Contemplándote, oh Dios, hecho hombre
por virtud de su angélico anuncio,
extasiado quedó ante la Virgen,
y así le cantaba:
Salve, por ti resplandece la dicha;
Salve, por ti se eclipsa la pena
Salve, levantas a Adán, el caído;
Salve, rescatas el llanto de Eva.
Salve, oh cima encumbrada a la mente del hombre;
Salve, abismo insondable a los ojos del ángel.
Salve, tú eres de veras el trono del Rey;
Salve, tú llevas en ti al que todo sostiene.
Salve, lucero que el Sol nos anuncia.
Salve, regazo de Dios que se encarna.
Salve,por tila creación se renueva;
Salve, por ti el Creador nace niño.
Salve, ¡Virgen y Esposa!
 

2. Conociendo ala Santa que crea a Dios consagrada, al Arcángel Gabriel le decía: "Tu mensaje es arcano a mi oído y difícil resulta mi alma; insinúas de Virgen el parto, exclamando: r ¡Aleluya!".
 

3. EIKOS.

Deseaba la Virgen comprender el misterio y al heraldo divino pregunta: "¿Podrá dará luz criatura una Virgen? Responde, te ruego Reverente Gabriel contestaba, Y asile cantaba:
Salve, tú guía al eterno consejo: Salve, tú prenda del arcano misterio. Salve, milagro primero de Cristo: Salve, compendio de todos tus dogmas. Salve, celeste escalera que Dios ha bajado; Salve, oh puente que llevas los hombres al cielo. Salve, de angélicos coros solemne portento; Salve, de turba infernal lastimero flagelo. Salve, inefable, la luz alumbraste; Salve, a ninguno dijiste el secreto. Salve, del docto rebasas la ciencia; Salve, del fiel iluminas la mente.
 

4. La virtud de lo Alto la cubrió con su sombra e hizo Madrea la Esposa inviolada. Aquel seno por Dios fecundado germinó como fértil arada para todo el que búscala gracia y aclama: ¡Aleluya!

REGRESAR

® Derechos reservados
Webmaster: Fernando Pérez Valdez